La mansión Gardner: espíritus habitando aún

mansion 3

La mansión fue construida en 1875 por el ebanista Pierce en Gardner (Massachusetts), en un principio todo fue normal hasta que falleció la esposa de este. El señor Pierce se volvió a casar con Ellen, una joven mujer que era incluso menor que su primogénito. Esta diferencia de edad provocó roces en la casa, y más aún cuando Pierce falleció.

La casa quedó en manos de su esposa que inmediatamente dejó al hijo de su marido en la calle. Misteriosamente Ellen desapareció, de un día para el otro, y el hijo regresó a la mansión. Tiempo después la perdió en una apuesta, obteniendo de los nuevos dueños el derecho de habitar en el sótano de la misma.

Con el tiempo, los habitantes de la casa desaparecieron, pero los lugareños coinciden en que sus espíritus aún rondan la mansión.

La mansión Winchester: Para ocultarse de los espíritus

mansiones 1

La mansión fue construida por Sarah Winchester allá por 1881, como un refugio ante la maldición que parecía perseguirla. Ella era la viuda de un millonario heredero de una fábrica de armas muy importante de EE.UU. durante la época de las intervenciones en Medio Oriente.

Ante la muerte de su pequeña hija y de su marido, de manera muy rápida, una médium le indicó que sobre ella pesaba una maldición. Esta maldición provenía de las armas Winchester que había matado a tantas personas en las guerras. Ante esto decidió construirse un refugio, y el resultado fue una mansión con características especiales.

La mansión Winchester, construida para ocultarse de los espíritus, tiene 4 pisos, 160 habitaciones, 467 entradas y 47 chimeneas. Posee artículos repetidos 13 veces, pasadizos secretos y puertas y escaleras que no conducen a ningún sitio. La mujer falleció en 1922 pero su mansión aún está en pie.

La casa Flavel: de “Harry, el hacha”

mansion 4

Construida en 1884 por el capitán Flavel, esta mansión guarda secretos sobre el destino de sus habitantes. Allí vivió “Harry, el hacha”, su esposa, sus dos hijos varones y su hija mujer. Harry tenía este apodo porque cuando era invadido por la ira destrozaba algo con esta herramienta. Una vez fue visto haciendo picadillo una barandilla, y en otra oportunidad atacando a un vecino.

La fama era tal que había apartado de su figura a los socios que trabajan con él, y tras su muerte, el resto de los habitantes desaparecieron sin dejar rastros. Harry fue enterrado en una fosa común.

La mansión Lemp: Cerveza y muertes

mansiones 2

Actualmente es un hotel y restaurante, pero la mansión está considerada como una de las casas embrujadas de EE.UU. La historia comienza a mediados del 1800 cuando es construida por la familia Lemp, inmigrantes alemanes, que crearon una cervecería muy próspera.

Con el paso de los años y el cambio de siglo, uno de los hijos del heredero falleció de un fallo en el corazón, acto seguido su padre se suicidó. Y, tras unos años, los otros hijos también tomaron el camino del suicidio, nadie sabe los motivos.

La mansión McPike: el hotel con fantasmas

mansion 6

La idea de que la casa está habitada por fantasmas fue el slogan comercial con el que Sharyn y George Luedke decidieron atraer turistas hacia su hotel. Los invita a corroborar, por si mismos, lo que desde el siglo XIX se comenta. Ellos compraron la propiedad con esta carga negativa y decidieron hacer de ella su lema de comercio y atracción.

Esta casa de Illinois fue construida en 1869 por Henry McPike, hombre de negocios y vinicultor, con 16 habitaciones y una gran bodega abovedada para el vino. Cuando la mansión pasó a su segundo propietario Paul Laichinger, hubo habitaciones que se alquilaban. Y, fueron estos inquilinos los que  comenzaron con los rumores de que se escuchan niños corriendo por toda la casa, entre otros ruidos extraños e inexplicables.

En 1994 pasó a los actuales propietarios, que fue quienes lo convirtieron en un hotel con fantasmas como atractivo.

La mansión Penang: Y sus 99 puertas

mansion 5

Se trata de una mansión abandonada actualmente que tiene una construcción que data de fines del siglo XIX, cuya característica asombrosa es que posee 99 puertas. Fue construida por la familia Ramsdem, quienes habían llegado hasta Malasia para instalar allí su negocio de árbol del chicle. El cual se acrecentó cuando sembraron palmas.

Los grandes ingresos le permitieron levantar esta casa allá por el 1917. Pero, la desgracia caería sobre esta construcción luego de que el nieto de la familia fuese asesinado en las escaleras de la entrada.

Tras esta muerte, sobrevino la de todos los miembros de la familia, los cuales fueron asesinados en manos de trabajadores japoneses allá por la década del ’50. Como la mansión quedó deshabitada y abandonada fue espacio ideal para que los brujos locales se reuniesen en reiteradas ocasiones a realizar hechizos de todo tipo.